Menorquines con avarcas en Bali

Viajar y no planificar, simplemente preparar lo esencial: vuelos,  ropa, mis avarcas menorquinas (sandalias de Menorca) y lugar de aterrizaje,  porque de lo contrario, no es viajar.

Lo único que teníamos claro era nuestro destino principalPacitan, situado al sur central de la isla de Java (Indonesia), lugar que nos habían recomendado para ir a coger olas.

¡Ah sí! perdona, a los tripulantes de esta aventura: Marc, Bernat, Xavi y un servidor (Miquel), los 4 de Menorca; nos gusta surfear (si estas pensando: pero…¿hay olas en Menorca? la respuesta es: no muchas la verdad… Hay que salir de vez en cuando para saciarnos). Así que se convertía directamente en un viaje de necesidad, necesidad de desconectar, relajarnos y coger todas las olas que pudiéramos.

 

Mikel capo en moto- post abarcasmenorquinaspwani.es

Miquel llegando con su moto a la playa de Are Guling (Lombok, Indonesia).

 

Pues eso, amén que así fuera, porque cuando viajas con gente que le gusta tener todo muy empaquetado y planificado y con muchas actividades que hacer, al final tu cerebro termina funcionando con la misma dinámica con la que lo ha estado haciendo hasta ahora. Entonces no aprovechas la oportunidad que te ofrece viajar: desacelerar tu mente y tu cuerpo para que todo lo que lo experimentes durante el viaje lo puedas absorber mejor, sobretodo en un sitio cómo éste. Y no lo digo desde el punto de vista hippie o místico, lo digo por sentido común, nuestras vidas están ultra aceleradas y nuestros discos duros (algunos flash 😉 ) llenos de información que recibimos de todas partes. Así que me parece sano que tus momentos de desconexión, que no suelen ser baratos, sean para resetear el cerebro.

 

El mensaje: no generar expectativas e ir sin muchas cargas, para que cuando estés allí te puedas llevar todo lo bueno que quepa.

 

Y lo de las expectativas os lo digo porque la simple idea de pasar los días en hamacas y surfear en Pacitan (expectativas de una forma u otra), se nos derrumbó. Días antes de salir aparecieron vientos del sur-oeste en las predicciones del windy.com (si el viento no es de la dirección correcta y sopla con demasiada intensidad, suele destrozar la forma de las olas). Entonces, tras días de mirar predicciones, de discusiones y de mapas, decidimos ir a Bali, la isla más turística para la práctica de este deporte, y desde allí, visitar las islas y spots con menos viento. Con tres semanas de viaje, saltamos de la isla de Bali al quinto día y aterrizamos en Lombok, que estuvimos explorando durante la mayor parte del viaje. Una isla mucho menos turística y por contra, mucho más auténtica y salvaje.

 

Los cuatro menorquines con avarcas menorquinas en Bali

Xavi, Marc y Bernat disfrutando de la tranquilidad en la playa de Tanjung Aan.

Mikel con su mono - blog Pwanilife

Miquel regalando su desayuno después de haber subido el volcán Batur para poder hacer amigos.

 

lombok-abarcas-motocross-indonesia -Post de menorquinas pwani

Marc de piloto y Xavi de copiloto con su moto atravesando charcos en medio de la selva.

Coger las motos y empezar a hacer kilómetros fue, probablemente, el mejor de los placeres de este viaje. Encontrar rincones y playas increíbles por el camino, momentos de motocross con una scooter en caminos fangosos y resbaladizos, toparte con gente con personalidades únicas y la simple sensación de libertad que se siente, hacía mágico el cotidiano hecho de coger una moto. Aunque luego piensas: ”pero esto ya lo puedo hacer en la isla de Menorca”, y así es, pero tenemos la costumbre de normalizar y ver con ojos frívolos lo que tenemos cerca o vemos como nuestro. Es cómo que tenemos tanta curiosidad en conocer lo que hay al otro lado de la pared de nuestro terreno, que no dedicamos tiempo a disfrutar de nuestro precioso jardín. Pero bueno, esto es otro tema.

 

Lombok-road-motobike4-Post de - post abarcas menorquinas

Marc con su moto a todo gas, en una de las carreteras mas seguras de Lombok.

 

Me gusta pensar que es el carácter menorquín, más calmado y terrenal, el que nos hizo partir con esta predisposición del mínimo movimiento. Carácter con el que yo, cómo creativo, muchas veces acabo chocando, pero que me gusta mantener en una parte de mi cabeza como filosofía de vida:

Simplicidad.

La avarcas en Bali se limpian facil - post Pwani Menorca

Miquel limpiando sus abarcas menorquinas.

Me recuerda al diseño de las avarcas menorquinas.

 

Viene a ser una materialización de esta personalidad. Su lado estético muy simple y neutral, pero muy potente, es sin duda, un producto atemporal. La ergonomía minimalista, de la parte frontal que hace tope cuando das un paso hacia adelante y la tira trasera que acompaña al levantar el talón. Y ya. El material robusto de la suela de caucho (las auténticas de neumático reciclado) y la piel adaptable que envuelve el pie. Sin duda, quien la inventó, creó un producto de diseño que se va a quedar por mucho tiempo. Para este viaje me he llevado las mías. Muchos curiosos me preguntaban y me hacían el símbolo “me gusta” levantando el pulgar o asentían con un “very nice”, y sentías ese orgullo de algo (a lo que poco has contribuido tú…) por el simple hecho de que ambos tenéis el mismo origen, Menorca ¿Cómo somos, eh?

 

La avarcas Pwani llegan hasta Bali -Post de abarcasmenorquinaspwani

Las abarcas de Bernat disfrutando de el paisaje de la playa de Tanjung Aan (Lombok, Indonesia).

Han pasado por carretera, fango, arena, agua,… Un calzado todo terreno. Y es que parece que cuanto más las usas, más bonitas y cómodas se vuelven.

 

Gerupuk outside Lombok surf -Post de abarcas menorquinas pwani

Todo el equipo de vuelta con un barco pesquero tradicional, después de una sesión de surf en Gerupuk Inside (Lombok).

Gili-air-Indonesia -Post de abarcasmenorquinaspwani.es

Despertar en la isla Gili Air (Bali, Indonesia) .

 

Volviendo a nuestro viaje. El ver que nuestra estancia idílica de ir a Pacitan a relajarnos en hamacas se derrumbaba por la mala predicción de vientos, digamos, que nos bajó la moral (qué estúpido suena ahora). Acabamos haciendo un viaje más movido y terminamos haciendo menos surf del que hubiéramos querido, pero nos llevamos más de lo que nos hubiéramos pensado. Rincones, playas, volcanes, gentes y sobretodo…momentos.

 

8pwanimenorcaplaya-Pandawa2

Uno de los mejores spots en los que estuvimos. Playa de Pandawa (Bali, Indonesia).

El mensaje: el cambio. La resistencia que tenemos al cambio es brutal, ahora, cuando damos el paso, la incertidumbre se convierte en aventura, por consiguiente experiencia y por consiguiente conocimiento. Y soy consciente de la pequeña magnitud de este cambio dentro de toda la gama que puede abarcar esta palabra para las personas, pero precisamente por eso me cortocircuita más y me viene a la cabeza esta reflexión.

Al final, todos experimentamos este punto de inflexión cuando se nos planta algún reto en las narices.

Viajar es un forma de experimentarlo y aprender de ello muy eficaz.

 

Kel Bon con sus avarcas en Bali -Post de abarcasmenorquinaspwani.es

Miquel saliendo del agua en la playa de Tanjung Aan (Lombok, Indonesia).

Autor: Miquel Capó

 

COMPARTIR
pwani