Inspiración menorquinas

Naturaleza y diseño

El aire Mediterráneo inunda nuestras colecciones de menorquinas inspiradas en la naturaleza de Menorca, a veces rebelde y arisca como la tramuntana,  otras suave y fina como la arena de sus calas vírgenes.

Descubre los paisajes más naturales de nuestra isla a través de la colección de menorquinas para hombre y abarcas para mujer de Pwani, elaboradas con diseños sostenibles, naturales y que son el vivo recuerdo de esta maravillosa isla.

La fuerza del viento y la tierra

Colección de abarcas menorquinas para hombre

 

Roure

El roble, árbol sabio y resistente. Así es el roure mediterráneo, un subgénero autóctono de Menorca muy cotizado por la robustez de su madera. Inspirados en su fortaleza nace la auténtica menorquina para hombre Roure

Puedes encontrarlo en los bosques del sur de la isla, de camino de calas vírgenes como Calan Turqueta.

No podemos saber qué pensarían los talayóticos sobre  este árbol, pero el Roble es comúnmente un árbol sagrado de antiguas civilizaciones. Dice le leyenda que un ser mágico habita dentro de las concavidades de su tronco y que quien lo abraza con alegría y amor recibirá sus favores. Así que la próxima vez que veas uno, no te olvides de saludarlo con un abrazo.

 

Nord

Al igual que los acantilados del norte de Menorca, donde el viento de la tramuntana esculpe la vegetación y sus rocas, la abarca menorquina Nord está elaborada con una piel viva. La única piel de curtición vegetal de nuestra colección que hace que progrese con el tiempo. Una sandalia resistente y que respira, creciendo y evolucionando contigo allá donde vayas.

 

Pedra

En la isla del viento las piedras tienen un gran protagonismo, desde las antiguas culturas pretalayóticas hasta hoy, la piedra es un símbolo de resistencia al paso del tiempo, a la historia y a las inclemencias climatológicas.

Allá dónde miremos, encontraremos la piedra, son las que separan los campos con sus característicos muros llamados de “pared seca”, las que elevan los antiguos pueblos talayóticos y sus taulas o que  conforman la imponente cantera de Lithica y la arquitectura clásica de Menorca.

La piedra es uno de los elementos naturales más aclamados de esta isla. A ella le dedicamos nuestra sandalia menorquina Pedra. La misma que aguanta las envestidas del duro suelo menorquín, la auténtica, la que utilizan los payeses para sus labores de campo.

 

 Favaritx

Rodeando el imponente faro de Favaritx encontramos una de las zonas más rudas y salvajes de Menorca. Impertérrito ante los fuertes vientos de la tramontana, la tierra que lo eleva se compone de pizarra negra y gris, una característica geológica de Menorca que solo se encuentra en esta zona y que resiste los vientos y envestidas del mar.

Una tierra que se diferencia de la del resto de la isla y a la que hacemos honor con esta menorquina para el hombre viajero e indomable.

 

Cousteau

El mar abraza y da vida a esta tierra, es el agua que nos nutre y da esperanza, a la vez que nos conecta con el resto del mundo.

El Mediterráneo es la joya azul de esta isla y un bien que entre todos debemos mantener intacto. Por eso esta sandalia se la dedicamos su mayor amante y protector, Jean Jacques Cousteau.

 

Tan naturales como ellas

Sandalias menorquinas para mujer

 

Sabia

Elaboradas en fino terciopelo, este modelo representa la suave arena de las calas del sur de Menorca. Suaves dunas de arena que cambian de color con el reflejo del sol.

Unas abarcas menorquinas para mujer de piel fina, sensible y práctica.

 

Azul

Menorca es una fina lámina de tierra lamida por el viento y en la que el cielo y el mar parecen querer besarse. El azul es el color del optimismo y azules son los sueños que nacen en Menorca.

Esta sandalia para mujer es un homenaje a este color, símbolo de la alegría y del verano tan presente en nuestros paisajes. Un azul intenso y con marcas de agua que le aportan carácter y vida.

 

Natural

La naturaleza siempre nos ofrece aquello que necesitamos, quizás por eso esta es nuestra sandalia más representativa. Puede que no nos recuerde un paisaje de belleza natural, pero nos recuerda los orígenes de una sandalia campesina, elaborada con materiales reciclados y cosida al piso.

Representa el  origen de las menorquinas y el modelo más clásico y tradicional aún utilizado por gran parte de nuestra gente.

 

COMPARTIR
pwani